En nuestra ciudad decenas de jóvenes pasaron la noche del miércoles en vela recorriendo las calles de Bolívar buscando algún Pokemón y cazarlo. Por cierto rápidamente se corrió la información de los posibles lugares donde encontrarlos y allí fueron.

Por la mañana la cacería siguió, pero en los recreos de los colegios abriendo un nuevo problema a los ya existente en cada uno de ellos.

La aplicación que despertó la locura en el mundo ya está disponible en el país.

En las últimas semanas vimos cientos de imágenes de la locura Pokémon en el mundo. Descontrol en el Central Park, invasión de cementerios, hospitales y hasta del museo de la memoria de Auschwitz.

Nadie tenía límites. Se vio a un hombre cazando pokemones en la sala de partos de su mujer y a otro que visitó la casa de una ex con la excusa de cazar charmanders, bulbasaurs y pikachus (¡y su novia lo descubrió!), varias personas tuvieron accidentes e incluso hubo muertos. El furor que generó Pokémon Go -sobre todo entre los jóvenes- es tan grande que algunos gobiernos se declararon preocupados. 

Más allá de las anécdotas, todos esperábamos que llegara. ¡Y llegó! Hoy, inesperadamente, la aplicación apareció en los celulares. Antes de lo prometido. Y antes que a Brasil.

Los centros de atracción de nuestra ciudad son el Centro Cívico, el parque y la estación de Bomberos, porque allí se encuentran los gimnasios y las Poképaradas.-

 

¡A cazar pokemones!  

Compartir