ACTUALIDAD  3 de julio de 2017

Aumenta el combustible: 7,2% para la nafta y 6% para el gasoil

El precio de los combustibles aumenta desde este domingo. Para la nafta, la suba es de un 7,2%, mientras que para el gasoil el alza llega a 6%. Ocurre en el marco del acuerdo pautado con el Gobierno a comienzos de año para realizar actualizaciones trimestrales a partir de la evolución del tipo de cambio, el crudo internacional y el de los biocombustibles.

Con el nuevo cuadro, la nafta súper en su valor de referencia más bajo (el que ofrecen YPF y Axion en la ciudad de Buenos Aires) pasa a costar $ 19,75 por litro; la premium,$ 22,32; el diesel común se ubica en $ 17,32; y el diesel premium, $ 19,90.

El precio de los combustibles lo deciden las empresas, aunque el Ministerio de Energía controla su evolución. En tanto, desde esa cartera explicaron que el aumento responde principalmente a la evolución del tipo de cambio, la cual había conducido los precios a la baja en el trimestre pasado y a la revisión de precios trimestral.

Hasta la semana anterior el Gobierno manejaba una actualización de entre el 3% y el 5%, pero la escalada del dólar a una cotización récord habría impulsado los puntos adicionales en el ajuste.

Cabe recordar que los precios de los combustibles se incrementaron en enero un 8%, mientras que en abril tuvieron un descenso de 0,1% en naftas y 2,6% en gasoil.

La petrolera Shell, que tiene los combustibles más caros del mercado, elevó la nafta Fórmula Súper a $ 19,99, mientras que la nafta V-Power Nitro se fue a $ 22,99 pesos; para el gasoil la Fórmula Diesel pasó a $ 17,76 y la V-Power Nitro+Diesel ascendió a $ 20,51. 

En los casos de la petrolera semipública YPF y Axion (del Grupo Bridas) la nafta súper pasó a $ 19,72 por litro; la nafta premium saltó a $ 22,28; el diesel común ascendió hasta los $ 17,30 y el diesel premium escaló hasta los $ 19,88.

Los nuevos valores estarán vigentes durante el tercer trimestre de este año, en línea con el acuerdo firmado el 9 de enero pasado por el Gobierno con refinadores y productores para alcanzar la paridad de precios entre el mercado local y el internacional. Las variables que se tienen en cuenta a partir de aquel entendimiento son el precio del barril internacional de petróleo crudo, el tipo de cambio y el precio de los biocombustibles con los cuales se compone la elaboración de naftas y gasoil.

Si bien no es parte del acuerdo, las empresas y actores del sector admiten que el comportamiento del índice de costo de vida también hace su aporte al cálculo, ya que refleja los costos de las empresas.

Según un estudio del Centro de Estudios de Servicios Públicos y Privados (Cespup), la suba de precios que se viene dando este año en los combustibles “no tiene correlación” con la tendencia del valor del crudo que pagan las refinadoras que operan en el país. 

El valor del crudo pagado por las refinadoras locales cayó un -12% desde enero de 2016 hasta junio de 2017 y el precio del dólar escaló sólo un 4%, mientras que los precios de los combustibles escalaron ya 40% promedio en el mismo período, dice el análisis. Al observar el comportamiento de los precios de los crudos locales, hubo una caía del 12% con respecto al año pasado y de un 25% con respecto a mediados de 2015.

Por otra parte, en febrero de este año el precio local alcanzó casi el mismo valor del WTI ( precio de referencia internacional), siendo que en algunas cuencas se ubicó por debajo del precio internacional.

Adicionalmente, la brecha entre el precio del crudo de cuenca neuquina (más liviano) contra el valor del petróleo del Golfo de San Jorge (más pesado) se achicó desde cerca de u$s 13 por barril en el 2015 a u$s 9 por barril en estos primeros meses del 2017. Ese efecto podría explicarse por las importaciones de crudo liviano que vienen realizando las empresas que operan en el país desde principios de 2016, en desmedro de las inversiones en producción local.

Fuente: Ambito.com

COMPARTIR:


Notas Relacionadas