Tras tres días de intensa búsqueda, apareció sin vida el cuerpo del adolescente de 14 años, quien había sido arrastrado por la corriente del río Luján. Autoevacuados vuelven a sus hogares. -

El chico de 14 años, identificado como Nahuel Reyes, era buscado desde el jueves por la noche cuando cayó al agua cuando se bañaba junto a otros amigos en la zona de Pueblo Nuevo, en Jáuregui.

El hallazgo ocurrió luego de un amplio operativo montado por Bomberos locales por agua y aire junto a Defensa Civil, Prefectura y la Policía bonaerense.

Luego del pico de crecida de 5,32 metros que alcanzó el río el jueves, el viernes comenzó a bajar y esta tendencia se mantiene, acercándose a los 4 metros de altura, por lo que el agua se está retirando del casco urbano de la ciudad.

A esto se suma la reapertura de los puentes Mitre y De las Tropas, que cruzan desde el barrio El Quinto hacia el centro y en sentido contrario, lo que permitió que muchas de las familias autoevacuadas puedan regresar a sus viviendas.

Sin embargo, funcionarios municipales informaron que todavía hay más de 400 evacuados en los diferentes centros, quienes recién podrán regresar a sus casas una vez que la cuenca se encuentre por debajo de los 4 metros.

Según el portal El Civismo de Luján, todavía continúan las consecuencias del fuerte temporal del pasado martes ya que permanecen cerradas distintas calles y avenidas, además de la terminal de ómnibus.

Además, autoridades locales aseguraron que las arterias y servicios afectados recién se podrán restablecer por completo cuando el río baje de los cuatro metros y se realicen las tareas de desinfección.

Para esto, la Municipalidad continuaba con la distribución de cloro puro para ser diluido, en el marco de los trabajos de desinfección y limpieza que los vecinos llevan a cabo para regresar a sus casas tras la crecida del río Luján.

Compartir