Los bonaerenses que comienzan a recibir o pagar el Impuesto Automotor de este año recibieron una no muy grata sorpresa: la boleta llegó con un aumento que, en algunos casos, supera el 70 por ciento.

Si bien en la Ley Fiscal 2015 no se previeron incrementos en la Patente, en los hechos sí se esperaba una suba. Esto se debe a que las valuaciones se actualizan automáticamente todos los años, conforme a lo dispuesto por la Dirección Nacional de los Registros de Propiedad Automotor, y eso hizo disparar el valor del tributo.

Desde la Agencia de Recaudación (ARBA) aclararon que los aumentos, que promedian el 27 por ciento, que para este 2015 no hubo cambios en la Patente y que este crecimiento se debe a las valuaciones de la Dnrpa que el organismo bonaerense toma para calcular el impuesto.

Y si bien las valuaciones de los autos aumentaron un 55 por ciento de acuerdo a la Dirección dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación, las subas de las Patentes treparon en algunos casos a más del 70 por ciento.

Por ejemplo, un Volkswagen Gol Trend 2010 que el año pasado pagó 1850 pesos de Patente, este año la factura anual ronda los 3.170 pesos.

Compartir