El médico veterinario Mariano Hernández, quien pertenece al staff del Laboratorio "Demarchi", dio algunos detalles que son necesarios a la prevención de esta enfermedad que afecta a varias localidades aledañas a Bolívar. Es producida por un parásito que el hombre puede contraer al consumir carne de cerdo cruda o mal cocida. Conocé cuáles son las medidas clave para evitarla.


"El roedor puede morir, pero al parásito suele permanecer vivo"

Mariano calificó al análisis previo a la conversión de l carne de cerdo en chacinado, como la mejor herramienta para prevenir el mal. Una enfermadedad que deja secuelas en la persona y altera su vida por muchos años. "El crecimiento de la región en la producción de granos, implica una mayor población de roedores, los que son a su vez en vehículo de transmisión de la enfermedad. Puede ser que no haya basura que genere el peligro, pero las ratas lo son y cuesta mucho combatirlas. En la zona de Pirovano, se detectó el parásito con animales que se han traído de afuera, y eso no quita en haya aniomales-que se estén criando-y que sean portadores del parásito. Lógicamente que cuando se ordenen esos análisis, sabremos cuál es la realidad de esos casos". Aseguró el facultativo

"La justificación de no hacer un análisis no es válida"

Hernández aportó datos muy valiosos desde su lugar de trabajo. "Muchas veces el productor justifica en "no análisis" con razones inverosímiles. Como el hecho de traer muestras de carne que no nos sirven. Desde el año ´96 que estamos trabajando con una certeza muy alta, pero es importante la voluntad de la otra parte para entender la magnitud de los riesgos". Agregó

"La etiqueta es el pasaporte para el consumo"

Aseguró que "al momento de consumir, la etiqueta que certifica la habilitación de la pieza de consumo es fundamental. Y otro detalle clave es que sepan que la carne cocida en microonda no está libre del parásito." Manifestó

Manual Preventivo

• Consumiendo carne de cerdo y derivados frescos y bien cocidos (es decir, cocinándolos hasta que desaparezca el color rosado). Tener en cuenta que salar o ahumar la carne no es sufriente para matar al parásito.

• Adquiriendo los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) solamente en comercios habilitados, verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas.

• La venta callejera de estos alimentos está prohibida.

En zonas rurales y criaderos:

• Respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos.

• Alimentarlos adecuadamente, evitando que ingieran basura y restos de alimentos de restaurantes o comercios urbanos.

• Evitar la proliferación de ratas en los criaderos.

• Al realizar la faena de un animal (cerdo, jabalí o puma), incluso si se realiza de manera doméstica, es importante consultar al veterinario y pedir el análisis de una muestra de entraña de cada res a fin de confirmar la ausencia del parásito que provoca la triquinosis.

• Si se encuentra el parásito en un animal, es necesario eliminar la res completa.

 

Compartir