GENTE

21 de diciembre de 2016

Grupo de Alcohólicos Anónimos: “El alcoholismo es una enfermedad, pero si la persona tiene fuerza de voluntad puede recuperarse”

Raúl, integrante del grupo ‘Alcohólicos Anónimos’, dialogó con Sandra Renna sobre su experiencia personal, la ayuda que le brindó el grupo y reflexionó de cómo salir de este vicio.


El grupo de autoayuda de ‘Alcohólicos Anónimos’ está fundado el 8 de agosto de 1979 y es está trabajando en la comunidad y en el partido de Bolívar

Según comentó Raúl, hace 15 años que está en el grupo. El grupo es fundamental para la recuperación de las personas que quiera dejar el alcohol. Nuestra permanencia en el grupo asegura nuestra sobriedad, ese es el lema; NO alcohol por 24 horas”.

“Es mucho el sacrifico que cada persona hace para poder recuperarse, porque el alcoholismo es una enfermedad que se detiene pero no se cura”, mencionó. “Por eso cada persona debe tener mucha fuerza de voluntad de querer dejar y recuperarse; pero se puede”.

“El alcoholismo es lento y progresivo; se empieza de a poco, se va acrecentando más y cuando queremos acordar tenemos el agua al cuello”

“La familia es fundamental. La familia del alcohólico es la que sufre, los amigos, los compañeros”, argumentó Raúl.

El grupo de ‘Alcohólicos Anónimos’ se reúnen los días martes y viernes, de 20 a 21 horas, en la parroquia 'San Carlos Borromeo'

“En las reuniones se le pregunta a los compañeros cómo están, cómo han pasado estos días, si tuvieron recaídas; es un compromiso moral que tenemos porque es algo que nos ha sacado del ‘infierno’ del alcohol”, expresó.

“La persona que quiera ingresar al grupo tiene que tener la decisión fundamental de dejar el alcohol”

Y agregó: “A veces algún familiar los trae, los acompaña, pero vienen a una o dos reuniones y no vienen convencidos de dejarlo. Es difícil que una persona esté convencida de dejar el alcohol, pero se puede, con voluntad se puede”.

“Un alcohólico pierde a la familia, a los amigos, corre peligro el trabajo porque la persona alcohólica toma todo el día, desde que se levanta hasta que se acuesta; y hasta corre propios riesgos porque surgen los problemas de salud”

“Hoy por hoy, los que estamos acá que estamos recuperados, ver una persona en la calle con un estado de ebriedad nos da lástima, Y pensar que en un tiempo éramos nosotros los que andábamos así”, sentenció en la entrevista radial con Sandra Renna.-

“Ahora para las fiestas –aclaró – no tomamos nada, porque un poquito de alcohol sería suficiente para volver a recaer”.

“Siempre el alcohólico entra en el alcohol por algo, y busca un ‘falso bastón de apoyo’ que se llama. En mi casa fue porque falleció mi señora, y allí fue que comencé a acrecentar lo que tomaba. Estuve internado en el Hospital como alcohólico, después volví de vuelta al grupo y acá estoy”, explicó. 

Foto Archivo

COMPARTIR: