ACTUALIDAD

17 de enero de 2017

Expulsarán a 58 jefes policiales

El Gobierno bonaerense exonerará en los próximos meses a 58 jefes de la Policía Bonaerense que no presentaron sus declaraciones juradas de bienes tal como lo ordenó la gobernadora María Eugenia Vidal meses después de asumir su cargo.

Fuentes del Gobierno indicaron que la dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense ya inició un proceso administrativo contra los 58 jefes policiales (sobre un total de más de seis mil) que no entregaron sus declaraciones. 

Según se prevé, el trámite durará unos cuatro meses y al final de ese proceso los policías podrán ser exonerados o sancionados. Sin embargo, "la decisión política de expulsarlos ya está tomada" porque "se trata de una falta grave", se indicó.

La obligación, que corre para unos seis mil oficiales con jerarquía igual o mayor a subcomisario, fue dispuesta a través del decreto 116/16, de marzo pasado. En principio, unos mil funcionarios no habían cumplimentado el trámite, por lo que fueron intimados. Tras esa primera advertencia aún debían entregar su declaración 129 oficiales, 71 de los cuales lo hicieron ante la Escribanía General de Gobierno pero no ante la Policía, lo que implica una omisión que podría ser pasible de un sumario y una suspensión.

En tanto, los 58 jefes restantes que pese a todas las advertencias no entregaron sus papeles serán separados de la fuerza de forma definitiva. Según trascendió, entre los apuntados hay un comisario mayor, tres comisarios inspectores, 14 comisarios, 37 subcomisarios, dos oficiales principales y un oficial inspector, que desempeñaban funciones en distintas dependencias del Conurbano bonaerense.

Además de la sanción que recibirán, los oficiales fueron denunciados en la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) y ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), para que se investigue si existen inconsistencias en su patrimonio.

Entre los policías que sí presentaron sus declaraciones, el caso más paradigmático es el del comisario general Néstor Omar Martín, quien manejó durante años las horas extra y los servicios adicionales de la Bonaerense y declaró que tenía una flota de helicópteros, 101 terrenos en La Plata y hasta era accionista en fondos comunes que manejan pases de jugadores de fútbol. 

Martín fue imputado por presunto enriquecimiento ilícito, denuncia que tramita en la fiscalía Nº 6 de La Plata, a cargo de Marcelo Romero. 

Fuente: DIB desde El Popular 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas