ACTUALIDAD MUNICIPAL

17 de enero de 2017

El intendente Bucca brindó información sobre las fallas que generaron cortes de luz

El intendente Eduardo Bucca brindó una conferencia de prensa en la estación transformadora de Urdampilleta, para ofrecer información a la comunidad de Bolívar sobre las fallas eléctricas ocurridas la semana pasada, que dejaron sin luz a varios vecinos durante algunas horas.

En cuanto a la línea de 132, afirmó que “hoy la obra está en marcha y lo estoy diciendo como intendente municipal, porque también además tenemos que escuchar las voces de quienes nunca hicieron nada para resolver el problema, que plantean cuestiones que son absolutamente falsas”, remarcó. “La obra 132 y la estación transformadora están más en marcha que nunca”, destacó.

El intendente destacó además que no la gestión de dos generadores “que están funcionando en Bolívar en los últimos años que han disminuido muy significativamente los cortes”.

Asín contó que la línea tiene alrededor de 40 años y “permaneció mucho tiempo bajo el agua”. “Ustedes pueden ver desde la ruta que la mayoría de los palos están empatillados y de acá a Henderson pasa lo mismo”. Asín destacó el hecho de que la comunidad de Bolívar “no tiene conocimiento lo que significa esta obra de 132, Bolívar va a pasar a tener energía por 50 años más”.  También indicó que Urdampilleta necesita una bajada de esa línea.

Bucca explicó que la línea de 132 “significa aumenta la potencia de energía para la ciudad de Bolívar en más de un 500%”. “Uno entiende que son obras que van por el medio del campo y que no se ven, pero son las obras que nos cambian la vida, son las obras que nos permiten pensar en un Bolívar distinto.”

La linea 132 sostuvo Bucca “ya tiene el 70% de las columnas paradas y está hecho el 90% de los piquetes y el 95% de las columnas están en obras, el 100% de los cables está en el obrador, todos los aisladores están en el obrador, y está también el cable OMGW, que es una nueva tecnología similar a la fibra óptica, que hace a esta línea de última generación”. La obra puede estar terminada entre los próximos 5 y 8 meses.

El ingeniero Ferreira explicó que hubo dos inconvenientes. “La explosión de uno de los interruptores de las celdas de la subestación”. Todos los equipos de la subestación también tienen unos 40 años. Esto obligó a “que hagamos cortes rotativos en la planta urbana dado que la energía del alimentador restante no alcazaba para abastecer a la totalidad de la población”. Personal de EDEN debió venir a resolver el problema.

El otro inconveniente fue la caída de las columnas en la subestación de Urdampilleta. “A causa de esto, Bolívar quedó alimentado por una sola línea de 33”, indicó Ferreira. “Se tuvieron que seguir haciendo cortes rotativos hasta el viernes a la noche”. Y puntualizó que “alrededor de las dos de la tarde quedó todo normalizado”.

Informe de Prensa Municipal

COMPARTIR:

Notas Relacionadas