POLITICA

9 de junio de 2017

Cómo se mueven las fichas por las candidaturas seccionales de Cambiemos

Las dos contraofertas que el PRO le hace al radicalismo, los pedidos de Emilio Monzó a Marcos Peña, los lugares para Jorge Macri, Elisa Carrió y el “Tano” Angelici. Un tablero de ajedrez en el que mover una pieza puede cambiar toda la jugada.

El Jefe de gabinete bonaerense, Federico Salvai, tiene la difícil misión de armar el puzzle con las candidaturas seccionales de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. En el oficialismo aseguran que “habrá lugar para todos los espacios”, y, tal como adelantó latecla.info ayer, que el radicalismo recibirá una contraoferta que no variará demasiado en número respecto al pedido original. 

La UCR había solicitado 9 lugares “a entrar” para la Legislatura y 3 en la nómina de diputados nacionales. La contraoferta que llegará por parte del sector dominante en la alianza será de 10 sillas en vez de 12, que pueden ser 2 lugares en la tira para el Congreso y 8 para el parlamento provincial, o bien 3 para Nación y 7 para la Legislatura bonaerense. 

María Eugenia Vidal pedirá por los suyos, hasta ahora todos tapados, a excepción del ministro de Educación, que podría encabezar la lista de la Tercera si finalmente se cayera la candidatura nacional de Esteban Bullrich (ver aparte). Se especuló con Alex Campbell por la Primera sección y en algunos corrillos legislativos se echó a rodar el nombre de Fabián Perechodnik, pero ni el Subsecretario de Asuntos Municipales ni el Secretario General de la Gobernación dejarían el gabinete.

Como ya es harto sabido, Elisa Carrió pidió poner a Héctor “Toty” Flores y a Marcela Campagnoli en la grilla de diputados nacionales, y a Maricel Etchecoin y Juan Manuel López en las listas provinciales. 

El intendente de Vicente López, Jorge Macri también se reserva una buena cantidad de posibilidades para quedarse con al menos tres o cuatro casilleros en las grillas seccionales, mientras que Daniel “Tano” Angelici se contentaría con dos espacios, y ya tiene los nombres apuntados.

¿Y el monzonismo tendrá lugar? El sector que supo ser crítico puertas adentro y ahora bajó los decibeles también será contenido, según expresó a este medio una fuente del PRO bonaerense. El primer paso lo dio el propio Emilio Monzó en una reunión que tuvo con Marcos Peña en el transcurso de la semana, y en la que el presidente de la Cámara de Diputados dejó en claro sus peticiones.

Monzó, corrido del armado provincial de las listas, le dejó al Jefe de Gabinete Nacional los tres nombres que quiere colar en el Congreso (dos entre los primeros doce). Se trata de Marcelo Di Maggio (coordinador de Políticas Públicas del Ministerio del Interior), Elisa Gil (especialista en medio ambiente que trabaja en los equipos técnicos del diputado), y Juan Aicega (presidente del PRO de Mar del Plata).

En cuanto a las nóminas provinciales, el hombre de Carlos Tejedor le dejó a Peña una grilla de candidatos, con el pedido concreto de cuatro lugares, y con una prioridad: Monzó quiere que ingrese a la Legislatura Guillermo Bardón, actual Secretario General de la Presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación. 

Detrás de Bardón aparece alguno de los hermanos Geloso (Matías o Laura – de acuerdo a cómo se acomoden los cupos), que podrían ingresar por la Cuarta sección, donde también el monzonismo puede jugar a Karen Sánchez (esposa de Emilio) o Silvina Vaccarezza. Además se tiraron los nombres de la pergaminense Gisela Cerminara, que responde al senador Marcelo Pacífico, por la Segunda sección; y Ricardo Giacobbe por la Tercera.

Sección por sección

Sin un número uno definido por la Primera, donde podría aparecer un tapado, quizá el actual presidente del bloque Cambiemos en el Senado, Roberto Costa, intente la renovación por su sección (es de Escobar). De lo contrario, Costa volvería al Senado por la Cuarta sección, que le dio la posibilidad de entrar hace cuatro años. Quien tendría un casillero asegurado es Daniela Reich, esposa del intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. Jorge Macri pondría en esta sección a uno de sus alfiles.

Si bien se trata de borradores previos, aparentemente no será difícil el cierre en la Segunda sección donde se eligen 11 diputados. El nicoleño Ismael Passaglia (hijo) se quedaría con el primer lugar de la nómina, seguido por la diputada radical Sandra París, quien responde al vicegobernador Daniel Salvador. El tercer escaño podría quedárselo el subsecretario de Relaciones Institucionales del ministerio de Seguridad bonaerense Matías Ranzini, cercano al ministro Cristian Ritondo. Y el cuarto renglón lo llenaría Gisela Cerminara. En la sección también juega una carta Angelici, quien busca la renovación del diputado Orlando Yans; pero hay quienes indican que Yans podría desembarcar en la lista nacional. En ese caso, el lugar de Angelici en la Segunda lo ocuparía Lucio Tezón, presidente del Concejo Deliberante de Pergamino. En la sección el partido FE tiene un intendente (Cecilio Salazar), y busca también una representación.

En la Tercera quien aparece como candidato puesto es el ex Director Ejecutivo del PAMI, Carlos Javier Regazzoni, aunque podría no ser la cabeza de una sección donde el peronismo es demasiado fuerte y el oficialismo necesitará de muchos “fierros” para no perder por goleada. En ese marco es donde aparece la posible candidatura de Alejandro Finocchiaro. Maricel Etchecoin ocupará uno de los primeros lugares, al igual que el radical sanzista Fernando Pérez (que busca renovar). La alternancia de cupo le permitirá también estar en puestos expectantes a María Elena Torresi (esposa de Osvaldo Mércuri) y Gabriela Bessana, directora provincial de Programación y Gestión Muncipal. En tanto, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, buscaría un lugar para su actual Jefed e Gabinete, Damián Urreli.

Por la Cuarta, donde se eligen 7 senadores. Como se dijo, si Roberto Costa no va por la Primera es número cantado para volver a presentarse por la Cuarta. El jefe comunal de Junín, Pablo Petrecca, de la mano de Jorge Macri, va a intentar colar a su cuñado y funcionario municipal, Juan Fiorini. El primer lugar para la mujer lo ocuparía el radicalismo, y todos las chances aparecen en favor de Lourdes, jefa regional de la ANSES de Chivilcoy. En tanto, vale reiterar que el monzonismo tiene en la grilla a Matías Geloso (o quizá Bardón) por si le toca el cupo masculino, o a KJaren Sánchez y Silvina Vaccarezza si el libre es el lugar para una dama. Angelici tiene su pollo en la sección, el funcionario de Lotería Fernando Rovello, oriundo de Pehuajó.

En la Quinta (5 senadores) podría aparecer un tapado de Mar del Plata, alguien con poca intervención política hasta ahora. Se sigue mencionando la posible candidatura de Vilma Baragiola, mientras sigue la discusión de si es un pago al radicalismo o debe reportarla el PRO como propia. Hasta ahora todo hace indicar que el radical de esa lista es el actual senador alfonsinista Carlos Fernández, que incluso hasta podría encabezar. Pero en las últimas horas surgió la posibilidad de que el hombre de Tandil salte a la lista de diputados nacionales en el lugar que dejaría sin ocupar Ricardo Alfonsín. El sector de Gerónimo Venegas propondría la candidatura del concejal del partido de la Costa, Marcos “Cotoco” García, quien denunció al vicepresidente Amado Boudou por la famosa causa de las “Casitas voladoras”.

En la Sexta, donde se ponen en juego 11 bancas de Diputados, entre el legislador bahiense Santiago Nardelli y la concejal de Tres Arroyos Laura Aprile (del espacio de Esteban Bullrich) se repartirían el 1-2 de la boleta. El radicalismo pide dos lugares en esa sección, y podría quedarse con el tercero y cuarto, aunque en el PRO ponen en duda que la UCR pueda concretar su anhelo y pronostican un solo lugar. Como sea, allí el centenario partido deberá resolver la puja entre tres ectores. Por un lado, el Grupo Cochicó propone a Emiliano Balbín (de Salliqueló y nieto de Ricardo Balbín), y en caso de que le corresponda la mujer colocaría a Nerina Neumann, subsecretaria de Relaciones Institucionales en el municipio de Coronel Suárez. En tanto, el vicegobernador Daniel Salvador, en consonancia con el Grupo Sierra, impulsa la candidatura de Anahí Bilbao, esposa del ex intendente de Laprida Alfredo Irigoin. El tercer sector de la UCR en pugna es el que conduce Juan Pedro Tunessi, que apronta para la carrera bonaerense a Aloma Sartor y Federico Tucat (uno de cada sexo, por las dudas). También el PRO tiene en la gatera a la ex diputada bahiense Rosío Antinori, quien reemplazó en la Legislatura a Héctor gay cuando éste ganó la intendencia, y a un hombre cercano al minsitro Finocchiaro: el subsecretario de Política Docente y Gestión Territorial, Manuel Vidal.


En la Séptima (3 senadores), el alclade de Olavarría, Ezequiel Galli, y el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, empujan la candidatura del jefe de gabinete del municipio, Dalton Jáuregui. Como se señaló, entre los pedidos de Elisa Carrió está el lugar para Juan Manuel López, y Lilita no quiere que se lo releguen al tercer lugar. ¿Pelea en puerta, o el abogado de la chaqueña termina engrosando la lista de la Primera o la Tercera? La mujer de la nómina la pondría el intendente de Azul, Hernán Bertellys. Sería una de las secciones en las cuales el radicalismo no colaría, aunque Salvador le pone unas fichas a Franco Cominotto.

Para finalizar, en la Octava (6 diputados), es muy probable la candidatura de Carolina Píparo, que si bien trabaja con Emilio Monzó sería colocada por Vidal. Luego hay una extensa danza de nombres entre gente del intendente Julio garro y representantes de otros espacios. El jefe comunal anota en la disputa a su jefa de gabinete, Natalia vallejos y a los funcionarios Javier Mor Roig y Nelson Marino. En el radicalismo ya parece haber ganado la pulseada Diego Rovella.

Fuente: La Tecla 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas