DEPORTES

15 de diciembre de 2017

Marcelo Arbe: ‘La sed de gloria que tienen en la cancha lo demuestran’

El director técnico del Club Casariego da su opinión sobre el año futbolístico de los niños en divisiones inferiores.


Por mediados del 2015 se comenzó un proyecto infantojuvenil en el Club Casariego donde se armaron cinco categorías de fútbol.

“Creo que armamos un grupo humano excepcional.” Opina Marcelo “Ahora no solo integramos la liga, sino que los chicos se paran de manera táctica y técnicamente a la par de cualquier potencia.” Como lo es Bulldog o Empleados los cuales nombra varias veces.

“Estamos bastante lejos del profesionalismo en inferiores. He llevado chicos a inferiores de Buenos Aires y no tenemos la infraestructura o los espacios verdes como ellos. Los llevé a Olavarría, a defensores de Pehuajó, más allá de ganar o perder es sobre la inculcación al acto social y cultural de salir del pueblo, saber ir en un micro y comportarse con un dirigente contrario. (…) Que el contrario sepa entender y que te catalogue y dictamine que están en buen nivel, son educados y responsables. Eso es lo que a uno le da la medida de que ha trabajado medianamente en complicidad con los chicos.”

Marcelo se cuestionaba cómo hacer entender a la sociedad que antes los chicos entrenaban sin siquiera un bañito ni tenían donde cambiarse en pleno invierno en el parque Las Acollaradas “a veces entre los charcos”. Ahora desde la Municipalidad se les donó un predio en el barrio Solidaridad, para que en cuestión de meses los niños puedan tener su propio lugar.

“En una escuela técnica los chicos empiezan a estudiar 7:30hs y siguen de largo hasta el entrenamiento, hay que valorar. La sed de gloria que tienen en la cancha lo demuestran.”

“No hay duda de que hay futuro en las divisiones inferiores, pero hay que tratar de buscar con gran vocación, predisposición, actitud y entusiasmo la virtud de esos chicos y motivarlos e incentivarlos para que ellos sigan teniendo la posibilidad.”

Su prioridad como director técnico para sus alumnos es el estudio y luego el deporte, tratando de que la noche no sea “tan dura”, que puedan divertirse, pero sanamente. “Se sabe que si el viernes tomo mucho alcohol, el sábado no voy a transitar por buen camino, ni voy a correr bien. Me voy a acalambrar y marear”

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas