INFORME DE PRENSA

8 de enero de 2020

Bucca: ‘Un año más que seguimos teniendo muertes e intoxicaciones por monóxido producto de la falta de decisión política’

Foto Prensa Eduardo Bucca

El médico, ultra maratonista y Diputado Nacional Eduardo Bali Bucca se refirió al hecho sucedido en un hotel ubicado en la calle Bolívar al 2400 de la ciudad de Mar del Plata, que dejó un saldo de 30 nuevos intoxicados por inhalación de monóxido de carbono (CO).

“Es el segundo episodio de estas características ocurrido esta temporada en Mar del Plata. Algo totalmente prevenible si existiese la decisión política de implementar la ley Dulce Sueños que propusimos” aseveró.   

Hace aproximadamente dos años, el Diputado Nacional Eduardo “Bali” Bucca, junto a familiares de víctimas e investigadores del CONICET, presentó en el Congreso de la Nación un proyecto de ley denominado “Dulces Sueños” (a propósito del nombre que reciben las muertes producidas por intoxicación por monóxido de carbono, que resulta imperceptible), con el fin de prevenir las muertes e intoxicaciones por este gas.

“En Argentina mueren por año un promedio de 250 personas por intoxicaciones con monóxido de carbono y sólo en 2018 se registraron 2600 casos de este tipo de accidentes” afirmó Bucca. Los científicos denominan a la muerte por intoxicación por monóxido de carbono “muerte dulce”, y se trata de la causa más frecuente de envenenamiento tanto en nuestro país como a nivel mundial. “La llaman así por porque es sumamente peligroso por no ser detectable mediante los sentidos, no anuncia su presencia y es letal”, ratificó el Diputado.

El proyecto de Ley “Dulces Sueños” prevé que los artefactos a gas cuenten con un sensor electrónico de CO del tamaño de un chip, que ya se encuentra diseñado y patentado por los científicos de INTEMA-Conicet, cuya señal es procesada por un circuito que cuando detecta concentración de CO produce una interrupción y corta el paso de gas. Este dispositivo se instala fácilmente en equipos de combustión a gas domiciliarios e industriales. Además establece la obligatoriedad tanto en la fabricación de artefactos a gas para uso doméstico, como para la readecuación de los existentes y de contar con una llave disyuntora de corte por presencia de monóxido de carbono y gas natural o envasado.

“Como médico no me voy a cansar nunca de insistir sobre este tema, el proyecto Dulces Sueños debe ser ley para terminar, de una vez por todas, con tantas muertes por intoxicaciones que se pueden evitar con un simple chip. Por eso pedimos a toda la política que ponga adelante los temas que realmente importan, como éste, y se sumen a este proyecto que tiene como finalidad cuidar y salvar la vida de miles de argentinos” finalizó el médico Eduardo Bali Bucca.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas