Lunes 29 de Noviembre de 2021

Hoy es Lunes 29 de Noviembre de 2021 y son las 23:13 ULTIMOS TITULOS:

ACTUALIDAD

21 de abril de 2020

Nicolás Trotta: ‘No es un escenario posible suspender las clases todo el año’

Imagenes de fuentes citadas

En diálogo con Infobae, el ministro de Educación descartó medidas tajantes como las que tomarían Paraguay y Perú. A un mes de su puesta en marcha, evaluó el funcionamiento de la enseñanza a distancia en el país.

En las últimas horas, los ministros de Educación de Paraguay y Perú patearon el tablero y afirmaron que las clases, en sus países, no volverían hasta 2021. Fueron los primeros funcionarios de la región en adelantar una medida tan concluyente con el objetivo de frenar el avance del coronavirus. En su lugar, agregaron, impulsarán propuestas de enseñanza a distancia para que los alumnos no pierdan el año.

El fin de semana, el ministro paraguayo Andrés Petta fue el primero en pronunciarse: “La educación ya no puede prorrogar la suspensión semana a semana. Vamos a publicar un decreto que diga que este año no va a haber clases presenciales y que se siga con las clases virtuales. Yo creo que en 2020 no va a haber regreso a las aulas. Si hacemos volver a los chicos en diciembre y no hay vacuna, colapsamos los hospitales”, advirtió.

Horas más tarde se sumó su par peruano, Martín Benavides: “Lo mejor es prepararse para que todo el año sea un año de educación no presencial. Es una situación difícil para todos, pero tenemos que valorarla porque está poniendo los temas de seguridad y solidaridad en el centro del aprendizaje”.

Las medidas generaron inquietud ante un posible efecto cascada en otros países de la región. Sin embargo, ante la consulta de Infobae, el ministro de Educación Nacional Nicolás Trotta descartó que esté en análisis esa posibilidad en la Argentina. “No es un escenario posible que no vuelvan las clases este año. Todo hace suponer que vamos a poder regresar físicamente a las escuelas”, remarcó.

-¿Qué escenarios se evalúan hoy?

-No hay una fecha definida todavía. Tenemos una incertidumbre en los plazos. Pero no solo nosotros: cuando uno ve países del hemisferio norte que sufrieron la pandemia con antelación tampoco saben cuándo volverán a las aulas. Hay dos componentes que tendremos en cuenta a la hora de definir. Uno es el epidemiológico: que el nivel de contagio y la circulación del virus estén controlados y no lleve a que se acelere la curva. La otra es, que al momento de regresar, haya tranquilidad en las familias, estudiantes y docentes.

-Con esa premisa, ¿las provincias con menos infectados volverían antes?

-Podría ser una posibilidad, pero no hay ninguna decisión al respecto. La definición tiene que ser fruto de un profundo consenso. Las decisiones individuales pueden echar a perder el esfuerzo colectivo que estamos llevando adelante. No podemos descuidar la administración del nivel de contagio. Tenemos los ejemplos de países que, a priori, cuentan con un mejor desarrollo sanitario y, así y todo, sufrieron mucho.

-Pasó un mes desde la suspensión de clases y la puesta en marcha del programa a distancia. ¿Cómo lo evalúan hasta acá?

-Desde un principio dijimos que la escuela era irreemplazable y la pandemia no hizo más que ratificarlo. Más allá del esfuerzo de los adultos, los docentes tienen un rol imprescindible, el de enseñar. A los padres les corresponde acompañar. Hoy nuestra mirada está puesta en fortalecer el vínculo entre los docentes y alumnos, en llegar a todos. Y hacer todo lo posible para que la desigualdad, en un país profundamente desigual como Argentina, no se profundice.

Fuente; Infobae

COMPARTIR: