Lunes 15 de Abril de 2024

Hoy es Lunes 15 de Abril de 2024 y son las 02:29 -

EFEMERIDES

25 de febrero de 2023

Por Julio César Ruíz: 25 de febrero, nacimiento del Padre de la Patria

Una descripción de una porción de identidad de nuestro país tan hermoso, realizada por uno d elos historiadores más importantes de la ciudad.-

" Pienso permanecer en Europa, dos años más...si por ese tiempo las Provincias Unidas se hallan tranquilas, regresaré a mi país para retirarme a mi Tebaida de Mendoza, si no permaneceré en Europa todo el tiempo que la pensión del Perú se me pagara pues de lo contrario, por alborotada que se halle mi patria, la necesidad me obliga a ir a ella".

Creó el Regimiento de Granaderos a Caballo y con ello, una nueva mentalidad militar en el país. Le dió el primer triunfo de las armas argentinas contra los realistas, en nuestra propia patria: San Lorenzo. Nos dió el paso de Los Andes, las victorias de Guardia Vieja, Achupallas, Las Coimas, Chacabuco, Maipú , Bio - Bio ,  Curapaligüe , Gavilán, el Morro de Talcahuano (en Chile) Chincha, Arica, Mirave, la primera Moquehuá ,  Pasco, el Callao (en Perú) Río Bamba y Pichincha (en Colombia) las victorias en el mar con las acciones de Cocrhane, Bouchard y Blanco Encalada, liberó a los esclavos del Perú, dejó bibliotecas populares y escuelas sostenidas por el estado y su peculio en Mendoza, Chile y Perú, fundó dos repúblicas, (Chile y Perú) fué un firme impulsor de la independencia argentina... todo ello en solo diez años...

 Al abandonar Perú en 1822, San Martín, retornó a Chile, triste y vomitando sangre, fué saludado con una explosión de odio por parte de muchos chilenos que, a ese momento, ya despuntaban una terrible interna de poder contra O'Higgins

Allí concurrían muchos a pedirle favores y hasta dinero, por lo que escribió a O'Higgins una dolorida carta en la que expresaba: "estoy viviendo de prestado...sin duda a Ud. le pasará lo mismo, es decir, están persuadidos que hemos robado a troche y moche. ¡Ah pícaros! ¡Si supieran nuestra situación algo más tendrían que admirarnos!”

En Europa, recorrió Inglaterra, Escocia, Italia y Holanda. La ciudad de Banf (Escocia) lo declaró ciudadano de Honor, la ciudad de Canterbury le dedicó el mismo honor. Al final, estableció su residencia en la ciudad de Bruselas, por ser la más barata de Europa en esa época.

 En 1829, apenas se produjo el movimiento revolucionario contra Holanda, el burgomaestre de Bruselas (Barón de Wellens) le ofreció el comando general de las tropas belgas que, por negativa del Gran Capitán, quedaron a cargo del General Van Hallen.

Era intención del Libertador volver a su Patria, así se lo anticipaba a O'Higgins cuando le escribía " pienso permanecer en Europa, dos años más...si por ese tiempo las Provincias Unidas se hallan tranquilas, regresaré a mi país para retirarme a mi Tebaida de Mendoza, si no permaneceré en Europa todo el tiempo que la pensión del Perú se me pagara pues de lo contrario, por alborotada que se halle mi patria, la necesidad me obliga a ir a ella".

A principios de 1829, bajo el nombre de José Matorras retornó al país, pero no desembarcó en Buenos Aires por las luchas civiles que en ese momento azotaban a la patria, y se dirigió hacia Montevideo donde desembarcó el 14 de febrero y permaneció tres meses. Allí fué declarado Ciudadano de Honor y objeto de las más cálidas muestras de reconocimiento por parte de la ciudadanía y gobierno uruguayo recientemente constituido.

El diario "El Montevideano" del 21 de febrero de 1829 repudiaba la actitud de los porteños que criticaban al Libertador, al editorializar "...cierren sus puertas a los héroes ínclitos de la libertad de América, sigan su obcecación, sigan su marcha y a ellos también les llegará su San Martín..." y el gobernador Montevideano, Rondeau y el caudillo uruguayo Fructuoso Rivera, pusieron a su disposición dos edecanes militares.

En marzo de 1829 fué entrevistado por los representantes del gobierno de Lavalle, Eduardo Trolé y Juan Andrés Gelly quienes acompañados del cuñado Manuel Escalada, le reiteraron un ofrecimiento anterior de hacerse cargo del gobierno de Buenos Aires y en su caso, de comandar la lucha contra los federales

Les respondió por segunda vez en forma negativa, y en abril de ese año le escribió a su viejo compañero de armas, Juan Lavalle (gobernador de facto de Buenos Aires):"...aunque   los hombres en general juzgan de lo pasado según su verdadera justicia y de lo presente según sus intereses, en la situación en que ud. se halla una sola víctima que pueda economizar al país, le servirá de un consuelo inalterable...porque esta satisfacción no depende de los demás sino de uno mismo"

Y regresó a su exilio voluntario en Europa.

En 1832, fué atacado por el cólera juntamente con su hija, en Bruselas. Su destino, según sus propios dichos, era ir a morir a un hospital de caridad. Poco tiempo después, O'Higgins le enviaba tres mil pesos y con ellos, pagó las deudas de su enfermedad y con el resto compró el vestido de novia para su hija Merceditas.

Un ex - compañero de armas en la lucha de la independencia española, el Marqués y banquero Alejandro Aguado, le ayudó a pagar sus deudas a la vez que lo designó albacea y administrador de su herencia, por lo que percibió una suma mensual que le permitió vivir decorosamente.

Las guerras por la independencia belga, lo obligaron a buscar un lugar más tranquilo y emigró de Bruselas. Con un crédito de Aguado pudo comprar la casa de Grand Bourg (Francia) en 1834, y allí se trasladó. También, con un préstamo del Marqués - banquero adquirió en 1835, una pequeña residencia en París.

En 1840, el gobierno del Perú comenzó a pagarle una parte de sus haberes atrasados como general peruano en retiro. Digno es resaltar que el gobierno peruano abonó las sumas adeudadas a los herederos de San Martín, poco tiempo después de su muerte.

El gobierno de Chile, en 1842 lo declaró General en perpetua actividad, como reconocimiento a los servicios prestados a la independencia chilena, abonándole el sueldo correspondiente desde esa fecha en adelante.

El país en que nació y al que ayudó a liberar, pagó sus servicios llamándolo cobarde, disolvió a los Granaderos para que desapareciera su memoria, no abonó nunca sus sueldos de general y sólo reconoció una pensión de cincuenta pesos para su hija.

El, que debió afrontar la pobreza con la ayuda de un español, un chileno, el gobierno peruano y el reconocimiento de ingleses, escoceses, irlandeses, belgas, franceses y uruguayos, amó esta tierra más que a ninguna y le perdonó todas las afrentas de manera tal que dispuso que - al morir - su corazón descansara en Buenos Aires.

Con el tiempo, su cuerpo volvió a Buenos Aires y descansa en la Catedral, el gobierno reconstituyó los Granaderos designándolos Escolta Presidencial, y colocó su nombre en el sitial de los Héroes, donde le correspondió estar desde siempre. 

La Historia oficial hasta 1860 no perdonó la “traición” sanmartiniana: no desenvainar las Armas de la Patria en las luchas contra los caudillos que cuestionaban el predominio de Buenos Aires.

Pero la más grave "traición" no perdonada fué no asumir el mando del motín de diciembre de 1828 de los unitarios, y el posterior reconocimiento de San Martín a Rosas en su accionar contra la coalición de los unitarios porteños con franceses e ingleses, cuando atacaron la Soberanía Nacional.

El General había sido y seguiría siendo un hombre de la Revolución. Decía López y Planes:" la revolución consagró el principio de patriotismo sobre todas las cosas, la contrarrevolución miró con mal de ojo a este principio e impuso el principio de habilidad y riqueza por sobre todo..."

José Francisco de San Martin y Matorras, el General San Martin, había nacido en Yapeyú, en las viejas misiones jesuíticas, un 25 de febrero de 1778. Su palabra, sus enseñanzas y su ejemplo de vida, deben continuar alumbrándonos…

Adhesión de la Asociación Cultural Sanmartiniana de Bolívar, en el 245 aniversario del nacimiento del General Jose de San Martin, Padre de la Patria.

 

COMPARTIR: