Sábado 24 de Febrero de 2024

Hoy es Sábado 24 de Febrero de 2024 y son las 20:55 -

POLITICA

5 de marzo de 2023

Patricia Bullrich ya está promoviéndose en el interior, su cartelería llegó a las rutas cercanas a Bolívar, y busca una alianza con el radicalismo disidente

Confirmarán que se unieron con un triple sentido: darle a la jefa del PRO mayor consenso político, emitir un mensaje de advertencia hacia Horacio Rodríguez Larreta y ponerle límites al apoyo de Gerardo Morales al larretismo. Todavía se desconce quién la va a representar en las urnas en el partido de Bolívar.-

La foto de alto impacto que construyeron este sábado en Mendoza Patricia Bullrich, dirigentes de la UCR y Emilio Monzó es mucho más que una imagen. Quedará en evidencia cuando los mismos protagonistas radicales de esa postal compartan un asado el miércoles próximo en la Casa de la Provincia de Corrientes de la ciudad de Buenos Aires. Allí, confirmarán que se unieron con un triple sentido: darle a la jefa del PRO mayor consenso político, emitir un mensaje de advertencia hacia Horacio Rodríguez Larreta y ponerle límites al apoyo de Gerardo Morales al larretismo.

En los pasillos del Hotel Hyatt, donde se alojaron Bullrich y los referentes radicales, la gente de Martín Lousteau se lamentaba de la división en la UCR que representa la polémica foto. No es para menos. El gesto de Bullrich, Monzó y dirigentes radicales se convirtió en un desafío para Morales, el titular de la UCR, quien lanzará su candidatura presidencial el 15 de este mes. Ni siquiera le informaron sobre lo que iba a suceder y se enteró recién cuando ya se había registrado la postal. En la noche del viernes, la jefa del PRO y sus aliados aprovecharon un agasajo del gobernador Rodolfo Suárez en el Hotel Hyatt para charlar a fondo. Con Morales sólo se cruzaron saludos y luego se miraron de lejos.

En Mendoza se cristalizó “un equipo”, como lo bautizó el bullrichismo, con eje en Bullrich y radicales que critican el acercamiento de Morales y Lousteau a Rodríguez Larreta. En ese pelotón disidente están radicales como Alfredo Cornejo, Gustavo Valdés, Facundo y Gastón Manes, Carolina Losada, Rodrigo de Loredo, Luis Naidenoff y Mariana Juri. Y la novedad fue la presencia de Monzó, el operador “antigrieta” que hasta ahora no se definía por Larreta ni por Bullrich, aunque sus allegados Sebastián García de Luca y Nicolás Massot integran la mesa bullrichista cada vez con más influencia.

COMPARTIR: