Distintas reparticiones se van adhiriendo paulatinamente

Secretaría General acordó con Asesoría de Gobierno

Más organismos de la Provincia se suman a la Firma Digital

 El secretario general de la Gobernación, Martín Ferré, y el asesor general de Gobierno, Gustavo Ferrari, acordaron hoy implementar la Firma Digital en ese organismo consultivo, herramienta que permitirá mejorar los niveles de eficiencia y reducir los tiempos de gestión.

Nuevas tecnologías

 “Esto es parte de la agenda digital que impulsamos desde la gestión del gobernador Scioli  y que tiene que ver con la incorporación de nuevas tecnologías para contar con mecanismos que agilicen y mejoren permanentemente la administración pública y nos permitan hacer de la Provincia un Estado cada día más eficiente y más cercano a las necesidades de los ciudadanos”, indicó Ferré.

Se vendrá para expedientes importantes

 A partir del acuerdo, la Secretaría General brindará apoyo técnico y capacitación a la Asesoría General de Gobierno con el fin de que esa área instrumente la Firma Digital y, de ese modo, pueda avalar procesos internos, resoluciones y expedientes, entre otras actuaciones administrativas. Durante la firma, también estuvieron  el subsecretario General, Pablo Pernicone; y el director provincial de Información y Tecnologías, Luis Papagni.

 “Este acuerdo está en estricta sintonía con uno de los objetivos que nos trazamos en la Asesoría General y que está vinculado con la progresiva despapelización y digitalización de los procedimientos con el fin de mejorar los niveles de eficiencia de la gestión”, explicó Ferrari.

Acelera los tiempos y proporciona seguridad

 Por su parte, Pernicone –a cargo del área que instrumenta el sistema de Firma Digital— aseguró que la implementación de esta herramienta tecnológica “acelera los tiempos, proporciona seguridad y contribuye a la optimización de los recursos disponibles, lo que redunda en un beneficio para los ciudadanos”.

 La Firma Digital es un mecanismo criptográfico –una secuencia de letras y números— que vincula a un firmante con un documento electrónico y permite verificar que los contenidos no han sido modificados.  A partir de esto adquiere la misma validez jurídica que un documento en papel, firmado de puño y letra, con la garantía de que no pueda ser objeto de repudio.

 

 

Compartir