ACCIDENTES DE TRáNSITO

19 de diciembre de 2016

Iñaki Danessa, tras el accidente: “Tengo que agradecer que estoy vivo”

Iñaki Danessa, vecino de Bolívar, dialogó con Milanjo Villacorta en el móvil de FM10, sobre el accidente de tránsito que sufrió este fin de semana, sobre la Ruta nacional 205, en cercanías a General Alvear.


 “No estoy bien, ya que tengo algunos dolores en el cuerpo, pero todos me dicen que tengo que agradecer que estoy vivo”

En este sentido Iñaki mencionó: “Me pegué un ‘palo’ feo y la culpa fue mía; y eso es lo que me tiene mal, pero será cuestión de tiempo. Será cuestión de reflexionar, pensar, y seguir adelante, suerte que estoy vivo”.

“Recuerdo todo el accidente hasta con detalles”

“Salí tarde desde 25 de Mayo, adonde fui por trabajo. Vine por la ruta 51 hasta Saladillo y desde Saladillo hacia Bolívar por la Ruta Nacional 205. Serían las 3:00 o 3:20 de la madrugada, me distraigo, se me viene una camioneta Renault tipo 'Rodeo', con caja. En la que viajaban  unos chicos de La Plata Cuando los veo encima, traté de frenar, y pegué el volantazo para el lado de la ruta, pero los agarré con la parte izquierda de la Surán, y ellos terminaron volcando en el préstamo de la ruta”.

“Ellos venían despacio, a unos 70 u 80 kilómetros según dijo el muchacho que manejaba; pero yo venía un poco más fuerte”

“Creo que me salvé porque venía atado y porque Dios lo quiso. Después del tremendo impacto, se movió todo el tablero hacia abajo y yo quedé en el mismo lugar que conducía. El ‘palo’ fue grandísimo, fue en la 205 en el kilómetro 237 a 2.000 metros del Destacamento de Alvear”, expresó Danessa.

“A los 5 minutos estábamos todos caminando, habiendo salido por nuestros propios medios, cuando comenzaron a llegar Policía y Servicio de Urgencias”

Y agregó: “Fue en Alvear que nos hicieron las placas y los controles, lrededor de las 5 de la mañana, ya que no tenía nada, pasó Mauricio Gauna-a quien le agradezco- y me trajo para Bolívar ya que tenía vidrios en un ojo. Por lo que me atendió el Doctor Hernán Cernadas en el Hospital y me sacó uno o dos vidrios, y el domingo despedí otro y ahora tengo que ir a la tarde para ver si tengo algo”.

“Soy consciente que fue mi responsabilidad”

Por otra parte, Danessa mencionó: “Los fierros se arreglan, tenemos seguro contra todo riesgo y ahora quedaron en llamarme. El vehículo quedó allá”.

“El cinturón de seguridad es importantísimo, quedé sentado y quieto; si no hubiera ido atado, hubiera sido otra la historia”, dijo.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas