POLICIALES

21 de febrero de 2018

Entrega de jerarquías a más de 200 agentes pertenecientes al Complejo Centro Sur

Se realizó en la Plaza de Armas de la Unidad Penal N° 2 de Sierra Chica, la entrega de certificados al personal penitenciario recientemente ascendido al grado inmediato superior en la localidad de Sierra Chica, pertenecientes al Complejo Centro Zona Sur (CCZS).

La ceremonia fue presidida por el Director General de Recursos Humanos, Inspector General Franco Fortunato, también asistieron el Secretario de Coordinación del CCZS, Inspector Mayor Juan Piorno, los directores de las Unidades serranas 27, 2 y 38, Inspector Mayor Norma Puccia, Prefecto Mayor Eduardo Maigua y Prefecto Alejandro Di Napoli respectivamente. Los agentes también estuvieron acompañados por sus compañeros, familiares y amigos.

Luego de la lectura protocolar de la disposición de los ascensos, el Padre José María Quatrocchio, bendijo los diplomas y brindo unas palabras emotivas.

Más tarde, los más de 200 ascendidos recibieron sus diplomas de manos de las autoridades o de sus familiares, quienes sin dudas son de un valor inconmensurable a la hora de ayudar a sostener la intensa labor que a diario desempeñan.

Para finalizar, el Director General de Recursos Humanos se dirigió a los presentes destacando que “en lo personal, los que me conocen saben que esta es mi casa, soy un agradecido hacia aquellas personas que me enseñaron a trabajar, algunos están presentes hoy aquí, y porque soy un agradecido no me puedo olvidar de esta querida escuela de Sierra Chica que hoy perdura en el seno del SPB. No cabe duda que los hombres y mujeres que lo integran son de las personas más dignas que componen los cuadros superiores y subalternos. Mi reconocimiento a cada uno de los Directores del Complejo, al Secretario de Coordinación y a todos aquellos que acompañan esta gestión”.

También afirmó estar viviendo una etapa de mucha esperanza: “estamos en un proceso de rediseño muy importante, ya hemos cumplido la primera etapa en la que nos organizamos, planteamos objetivos acerca de controlar y marcar conceptos de disciplina en cuanto al cumplimiento de horarios, estas son cuestiones que ya fueron superadas; hora vamos por una segunda que apunta al mejoramiento de las condiciones en las que el personal tiene que trabajar en la prestación de servicios y en el reconocimiento permanente que tienen que tener como funcionarios. Esta es una gestión de reconocimiento a la sana labor penitenciaria”, remarcó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas