POLICIALES

25 de marzo de 2018

Un bolivarense que salió a caminar, estuvo 'desaparecido' por varias horas

El hombre vive en Barrio Cooperativa y la mala comunicación de una delegación policial de Carlos Casares, que desarrollaba un operativo en el Frigorífico, hizo que la familia denunciara su desaparación.

Fuente: Infobis

Tras varias horas de ser buscado intensamente a través de un operativo desplegado por Defensa Civil a cargo de Roque Bazán, fue hallado sano y salvo un vecino del barrio Cooperativa de Viviendas, cuya ausencia había sido denunciada por uno de sus hermanos.

Se trata de Roque Alberto Carranza de 68 años, domiciliado en la casa nº 104 del populoso barrio bolivarense, ubicado al norte del sector suburbano de la ciudad.

El hombre, era buscado desde las 18.30 por efectivos de bomberos, policía y la guardia urbana y -en un principio- se sospechó un final trágico para él, por lo que la requisa llevó a los agentes públicos a orientar el rastrillaje hacia los canales que rodean al barrio y a todos los sectores aledaños.

Es que Carranza, había sido visto por última vez cerca de las 14, cuando salió a caminar por la avenida Cacique Coliqueo con su perro, una actividad que cumple rigurosamente todos los días, pero que lo devuelve a su hogar en no más de una hora y media.

Por eso la preocupación de su hermano Carlos que reportó el hecho a las autoridades.

El misterio, se aclaró alrededor de las 21.45, cuando el vecino regresó a su casa por sus propios medios, sano y salvo, y contó que había sido retenido por una delegación policial de Carlos Casares para oficiar de testigo en un allanamiento al frigorífico situado en el parque industrial local.

“Los policías me pararon mientras caminaba con mi perro y me dijeron que tenía que ser testigo (de las actuaciones) y que no me demorarían más de media hora”, relató entre nervioso y emocionado Roque Alberto, pues pasada una hora de su aparición en perfecto estado de salud, amigos y familiares lo abrazaban, en muchos casos en medio de las lágrimas. Hasta su mascota lo esperaba, pues -tras ser demorado su dueño- volvió solo a su casa.

Ya pasadas las 22, el hombre, más distendido hasta bromeó con que iba a renunciar a su caminata diaria pues el viernes lo había sorprendido la tormenta que se abatió sobre Bolívar en las primeras horas de la tarde.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas