VÓLEY

28 de abril de 2018

Javier Weber: "Armaremos un equipo para tener una gran temporada"

La temporada 2017/18 ya es historia, y llega el tiempo de hacer el balance pormenorizado pensando en lo que viene. Ese es el pensamiento de Javier Weber, entrenador de Personal Bolívar, que junto a su grupo de trabajo ya está dedicado de lleno a la próxima temporada de las Águilas.

Weber analiza lo que deja la temporada en su totalidad, y puntualmente las finales:

"Independientemente de todo lo que nos pasó durante esta temporada, el objetivo era salir campeón y no lo logramos. Y en el análisis final claramente eso queda como una deuda pendiente. Después podemos buscarle todas las excusas, todas las situaciones que fueron reales, lesiones, dificultades que tuvimos que enfrentar toda la temporada, desde agosto cuando ya estaba contratado Lynnel (Julien), y de un día para el otro se fue a jugar a China, hasta la lesión de Depestele, o la lesión de Alexis González en plena final. Situaciones que nos han tocado mucho, pero que hemos superado. Yo siento un orgullo muy grande por el equipo, porque se ha superado, se ha visto en dificultad muchísimas veces, pero nunca se ha quebrado. Upcn jugó mejor que Bolívar, fue más equipo. A nosotros nos costó mucho mantener el ritmo de juego, fue un justo ganador. 

Claramente que una temporada con tantas situaciones adversas, complica a cualquier grupo. Como se trabajó en Bolívar es lo que define el entrenador: "A veces una situación se puede manejar, se puede ver, y tratar de resolver, ya el hecho de haber cambiado cuatro armadores en toda la temporada. Ninguno de los armadores jugo más de un mes y medio. Claramente se hizo difícil poder trabajar en función de equipo, ya que cada vez que cambiamos un armador había que darle prioridad al juego de armado, de ataque, de la primera pelota. Entonces perdimos de vista otros fundamentos, bloqueo - defensa, a que juega el equipo. Fuimos siempre emparchando y no trabajando. Pero bueno, es lo que nos tocó, y cuando hablamos de "quedar vacíos" claramente hablo de que el equipo dio todo lo que tenía. En los últimos dos partidos no estuvimos en nuestro nivel, pero de ninguna manera el equipo no se brindó al 100%. Es un buen análisis en este momento, para lo que viene, para ver lo que fue casualidad, y lo que fue causalidad. Para poder trabajar sobre los errores que se cometieron, que no vuelvan a pasar. "

Una de las incógnitas que quedaron es, ¿qué hubiera pasado si Bolívar tenía su equipo completo en las finales? El entrenador celeste es claro sobre esta cuestión: "No pienso en lo que podría ser, sino lo que fue. Quedarse con lo que el equipo podría haber sido si estaba completo, que nunca lo estuvo. Por ahí si, por ahí no. No lo sé. No me gusta trabajar sobre suposiciones, sino sobre realidades. Y la realidad es que el equipo esta temporada atacó al 52% y la pasada lo hicimos al 55. Un 3% menos para este nivel es mucho. Que el contra ataque estuvimos casi un 8% abajo de lo que fue el año pasado, que mejoramos en bloqueo, que nos dio muchas posibilidades de contra ataque y no los pudimos cerrar. Entonces, me quedo con esto. Lo imponderables estuvieron, todos lo sabemos, pero que necesitamos para salir campeón el año que viene. En eso estoy trabajando desde el domingo, perdimos el sábado y el domingo ya estamos en eso." 

Algunos protagonistas del vóley local fueron críticos de cuestiones organizativas y de calendarios, y con su conocimiento y experiencia a cuestas, el propio Weber expresa su parecer: "En el vóley argentino cada uno tiene un rol. Cuando vos te empezas a meter en el rol del otro es cuando empezamos a tener dificultados. Acá cada uno decide cuando se termina, cuando no se termina, y gente que no tiene que decidir porque sí y porque no. Pero la situación es clara. Hoy si queremos tener una Liga seria, una liga organizada, con mayor público, con mayor sponsoreo, con mayor interés de los medios, más visible, no puede durar seis meses, al menos tiene que durar ocho. Porque es lo que te requieren los sponsors, porque la gente que pone dinero para armar un equipo de alto nivel requiere altos niveles de visibilidad, y la verdad que ya no la tenemos. No sabemos cuándo va a empezar la Liga que viene, no sabemos cuántos equipos van a jugar. Teníamos todo para jugar la 3 y 4 final en el Cantoni con 10 mil personas y no se pudo hacer. No por culpa de UPCN, sino un tema de organización. Eso habla de un problema de organización. Yo lo que puedo opinar es, de mi experiencia en Rusia, en Grecia, de mis 10 años en Brasil, que se hacen las cosas como se tienen que hacer, en función de que el deporte crezca. "

Llega el tiempo final, y se analiza que valor tiene, en función de las adversidades, que Bolívar haya llegado a la final, aunque no la gano. "Vale mucho haber llegado a las finales. Podríamos haber quedado afuera en cuartos o en semifinales, y el equipo se rehízo de un montón de situaciones adversas, y sacó lo mejor de sí. Cuando hablo de equipo, hablo de jugadores, cuerpo técnico, dirigentes. Claro que fue importante haber llegado a la final, haber jugado de igual a igual, pero no se cumplió el objetivo. Para nosotros el objetivo siempre fue claro. Cuando se cumple lo festejamos, y cuando no se cumple hay que decirlo. Pero eso no quita lo bueno del equipo en los momentos de dificultad. Eso es lo más valorable. Por eso digo que cuando vos te quedas vacío no hay reproches, no hay críticas. Si hay análisis de lo que haya que cambiar, que jugador si, que jugador no sigue. Cual fue la parte fortuita, y cual la parte que tenemos que trabajar para mejorarla. "

Por último, Javier Weber explica que es lo que viene para su equipo, y deja un mensaje para los hinchas. "Lo que se viene son análisis bien claros. Esta bueno hacer un análisis general de cada jugador, de las nuevas sociedades que debemos formar. Sabemos que no vamos a contar con Demián González que se va al vóley brasileño. Estamos analizando el resto de los jugadores, los que siguen y los que no. Donde vamos a reforzarnos, los extranjeros, sabemos que Penchev no va a seguir, tiene contrato con el Belchatow de Polonia, ya sabíamos que era difícil que Rozalin siguiera. Nos hubiese encantado porque es un jugador con un potencial enorme, pero sabíamos que era complicado porque no dependía de Bolívar sino de otro equipo donde él tiene contrato. A la gente que se quede tranquila, Bolívar va a seguir siendo protagonista, va a seguir armado equipos para ser campeón, vamos a trabajar en función de eso, armaremos un equipo para tener una gran temporada y volver a recuperar el título que tanto queremos. "

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas