ZONALES

3 de julio de 2019

Gral. Villegas: Conmoción por un fallecimiento ‘polémico’

Imagen Ilustrativa

Se trata de una mujer de casi 70 años que falleció en el Hospital de General Villegas luego de estar internada por largo tiempo. Cuando la familia se enteró de su fallecimiento, su cuerpo ya no estaba en el nosocomio, sino el cementerio local.

La familia aduce que no fue informada de la situación de la mujer. Las autoridades del hospital aseguran que no lograron comunicarse con familiares.

Una extraña y polémica situación sucedió este lunes en la localidad de General Villegas. Rosa Ocampo, de 69 años, falleció en horas del mediodía en el Hospital del municipio luego de un largo período de internación. Pero los familiares se enteraron por la tarde cuando su cuerpo ya se encontraba en el cementerio local y estiman que, por las roturas del cajón, estuvo en un nicho.

Los sobrinos de la mujer detallaron que alrededor de las 13 horas fueron a visitar a su tía que permanecía internada en terapia intensiva, y desde el nosocomio les informaron que había sido derivada a una sala común dada la irreversibilidad de su cuadro. Sin embargo, no podían verla hasta pasadas las 15 horas, cuando se habilitaban las visitas.

Guillermo Castro, sobrino de Rosa, se acercó por la tarde en el horario indicado y en ese momento de enteró del fallecimiento de su tía. En medio de la lógica tristeza que invade el momento, los trámites que debió hacer no fueron los habituales, sino que comenzó una odisea de película.

Es que el cuerpo no estaba en el hospital, sino que había sido trasladado al cementerio local sin aviso ni autorización de ningún allegado de la difunta. La empresa Servicoop, quien fue la encargada de realizar el servicio, aseguró a medios locales que esperaron dos horas la llegada de un familiar, en sintonía con las declaraciones de empleados del nosocomio quienes afirman que no lograron comunicarse con allegados para anoticiarlos.

Sin embargo, la hora del fallecimiento de Rosa fue 12:15 horas, minutos antes de la visita de su sobrino, por lo que pudieron haberle informado de la situación. Ese el principal reclamo de la familia de Ocampo, junto con el arrebato del último adiós.

Siete y media de la tarde, el ataúd fue retirado del cementerio y para llevarlo a una casa velatoria donde los deudos pudieron despedirse como lo deseaban hasta las 9 de la mañana. Los familiares se dieron cuenta que el cajón estaba sellado y presentaba daños en su madera, por lo que estiman que se depositó en un nicho como morada final, y no en el depósito como aseguran las autoridades.

El hecho generó tal estupor que desde el bloque de concejales del Frente Renovador presentaron en el Concejo Deliberante de Villegas un Proyecto de Comunicación pidiendo explicaciones y responsabilidades, y para repudiar el “accionar insensible y desconsiderado de las autoridades municipales” respecto al trámite de traslado de una persona fallecida en el hospital municipal sin tener en cuenta la notificación a sus familiares.

Así también, solicitan que se informe sobre las actuaciones y responsabilidad de los funcionarios involucrados ante la posibilidad de un acto irregular o ilícito.

Fuente: La Trocha Digital

COMPARTIR: