Lunes 16 de Mayo de 2022

Hoy es Lunes 16 de Mayo de 2022 y son las 05:00 -

FÚTBOL

8 de julio de 2021

Fabricio Valenzuela: “Las cosas sencillas que a uno lo hacen feliz, hay que disfrutarlas más”

El Director Técnico de Balompié, Fabricio Valenzuela, dialogó con Milanjo Villacorta, para el móvil deportivo de RadioShow, donde comentó acerca de su pasión por la disciplina, su llegada al Club Independiente y su camino de futbolista hasta convertirse en entrenador.-

“Empecé a patear la pelota contra el paredón de mi casa”

Nació en Urdampilleta, se crio en un campo cercano a Del Valle, “empecé a patear la pelota contra el paredón de mi casa”,  mencionó. La primera vez que entrenó en un establecimiento, fue por una invitación, en el Club Plaza Italia de 25 de Mayo. Ahí dios sus primeros pasos en el fútbol, sin embargo al año siguiente arrancó en Independiente. 

Llega a Bolívar con 13 años, no sabía lo que era vendarse, nunca había estado en un vestuario. Fue aprendiendo día a día, se fue formando como futbolista. En un principio era delantero, pero en el “indio” lo pusieron de central y ya no cambio de posición. “Me hice hincha de Independiente”, expresó Fabricio. Que pasó del campo a ser parte de un club que le dio indumentaria por primera vez.

Desde chico pensaba en dirigir”

Comentó que Independiente lo formó como jugador, le dio la posibilidad de conocer gente, de tener amigos. “Fue una experiencia hermosa, única”, agregó. En divisiones inferiores ganó muchos campeonatos y “los clásicos eran inolvidables”, dijo Fabricio. Con 16 años, lo llevaron a jugar un Torneo Argentino contra un equipo de Lobos. Ese fue su debut en la Primera del “Indio”.

Cuando terminó el secundario, se mudó a La Plata. Hizo una pausa con el fútbol ya que quería dedicarse a estudiar. Sin embargo, algunos fines de semana, con algunos amigos, iban a jugar a Del Valle. Cuando se recibe, decide volver a Bolívar a trabajar.

En el 2001, jugó para el Club Agrario de Urdampilleta. Dos temporadas, después retoma los entrenamientos en la Primera del Club Independiente, pero en el 2012 sintió que tenía que volver a su lugar de origen, asique fue a Del Valle. Al año siguiente, participó del Torneo del Futbol Rural con Vallimanca, donde se retiró.

 

En 2014, empezó a dirigir la Reserva de Independiente. “Desde chico pensaba en dirigir”, comentó. Sale campeón y al año siguiente le ofrecen entrenar la Primera del club, “son oportunidades únicas que se presentan”, añadió Fabricio.

En el “Indio” vivió momentos muy lindos, donde aprendió mucho, pero 6 años después consideró que era momento de cambiar de aire, porque creía que ya le había dado todo a Independiente, por eso aceptó la propuesta de ir a dirigir a Balompié. “Está muy bien organizado, tiene los predios de entrenamientos acorde”, expresó.

Para terminar, comentó que el párate, por la pandemia, le hizo bien ya que venía agotado. Ahora tiene ganas de volver y disfrutar de los entrenamientos, porque “las cosas sencillas que a uno lo hacen feliz, hay que disfrutarlas más”, mencionó. Además dijo que el acompañamiento de la familia es fundamental. Uno trabaja con tranquilidad, sabiendo que cuenta con el apoyo de ellos.

 



COMPARTIR: