Domingo 26 de Mayo de 2024

Hoy es Domingo 26 de Mayo de 2024 y son las 05:46 -

SOLIDARIAS

1 de agosto de 2023

Paula Kriscautzky: "Veo crecer a mi hija en los niños y niñas que visitan la biblioteca"

La Biblioteca Del otro Lado del Arbol, surgió tras el pedido de la niña Pilar Andicoechea, antes de morir pidió que se fundara este espacio que los niños, por cercanía al hospital Sor María Ludovica de La Plata, visitaran mientras transitaban enfermedades complejas y procesos de recuperación.-

Pilar Andicoechea fue una nena feliz. Tenía su familia, sus amigos del jardín, su bicicleta y sus propios libros. A los cinco años, mientras estaba aprendiendo a leer, le detectaron cáncer cerebral y fueron los cuentos, en especial su favorito Del otro lado del árbol, los que se convirtieron en “las ventanas a otros mundos” durante sus tratamientos médicos.

 “Feliz que nos visiten ustedes, que nos cuenten lo lindo que está la biblioteca de Bolívar. Siempre desde que arrancamos, uno de los grandes sueños era poder replicar esto que sucedía acá en La Plata, un espacio para que nuestras niñas y niños, crezcan lo más saludables posibles, rodeados de cuentos y de historias”.

¿Cuánto tiempo tienes ya dentro de este lugar en la biblioteca? Es como la casa madre, digamos, ¿no?

Comenzamos hace casi 13 años,  inspirados como contaste vos en Pilar, en mi hija, que dejó un motor enorme para trabajar, para pensar, para mejorar, para darle lo mejor a nuestros chicos.

¿Cuántas bibliotecas hay en todo el país, como la nuestra en Bolívar por ejemplo?

Y más o menos son 7, 8 en este momento, activas, algunas con espacios físicos estables en algunas plazas, y otras todavía itinerantes. Pero bueno, es gente que se inspiró y que pensó en sus propias comunidades y que además, comenzó a trabajar con otros que también es importante.

 ¿Cómo seguimos como mamá, digo, pudiste volver a ser madre, pudiste incorporar a tu familia en este proyecto?

Sí, porque yo creo que en los lugares que uno cree que ponen el cuerpo, yo aprendí a ver crecer a pilar acá, en otros chicos, en este proyecto hermoso, con mis hijos que son hoy adultos. Ellos también son parte activa. En lo personal, estoy todos los días acá, también despuntando el vicio como maestra, que es lo que soy de base. Trabajando en los proyectos pedagógicos,  a veces escribiendo libros, a veces barriendo, porque así son las bibliotecas populares, hasta acomodamos sillas, hacemos de todo.

Como mamá te digo que me da mucha emoción haber estado con vos y conocerte

Bueno, yo te agradezco, les mando un abrazo enorme a las chicas de Bolívar que también conozco, y que nos hemos juntado a charlar, a contarnos nuestras penas, nuestros dolores. Pero también la alegría de seguir vivos y honrar esta vida y esas vidas de nuestros hijos, que son quienes nos han motorizado.

 

COMPARTIR: