Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 00:15 -

OPINIÓN

27 de mayo de 2020

Camila Álvarez; ‘Lo importante con esta patología es aprender a convivir con ella’

Camila Alvarez

Mayo es el mes de concientización de la Neurofibromatosis, en este marco y a través de la modalidad de entrevistas virtuales, Camila Álvarez una bolivarense con esta patología dio su palabra y contó cómo es vivir con Neurofibromatosis Tipo 1.

“Lo importante es criar con amor para que los niños devuelvan amor”

Hoy Camila tiene 27 años y fue diagnosticada con esta patología en su primer año de vida en la ciudad de La Plata y en este momento se atiende en la Buenos Aires.

Camila contó que se la diagnosticaron a partir de la aparición de manchitas de color te con leche que en principio parecieran ser una especie de antojos. En este sentido, Camila remarcó algunos de los síntomas más típicos de esta patología que ella misma contó que en este momento no los tiene pero no significa que en un futuro no puedan aparecerle.

Por otro lado remarcó que los síntomas son tan variados como los especialistas que deben verse para tratar cada uno de ellos. Cami contó que sus controles en principio fueron mensuales cuando ella era más niña y que ahora ya en su edad adulta lo hace de manera anual.

Asimismo, Camila dijo que el síntoma más característico en ella es uno neurofibroma flexiforme que tiene en la cara que como ella misma expresa no es muy visible porque se lo tapa el pelo pero es el que más controles requiere.

Los cuidados con los golpes son sumamente importantes ya que los neurofibromas se inflaman y requieren de atención inmediata.

“Cuando era más chica sufría mucho de bulling y era muy doloroso escuchar algunas palabras que usaban con respecto a eso, hoy ya no lo sufro tanto y lo veo de otra manera, pero los niños a veces son crueles”

Camila además se tomó unos minutos para hacer algunas recomendaciones a los papás que reciben este diagnostico para con sus hijos, e incluso para adultos y aseguró que lo principal es tener constancia con los controles médicos.

“Hay que fortalecerse y continuar y no permitir que el hecho de tener que convivir con una patología crónica te cambie. Yo no soy una enfermedad, soy Camila”

Hablando sobre su futuro y como se ve en la vida, Camila remarcó que ella no tiene hijos y que por ahora no está en sus planes serlo porque por su mente pasan todas las posibilidades que tiene de heredárselo y las posibles consecuencias que podría llegar a tener.

 

 



COMPARTIR: