Martes 16 de Abril de 2024

Hoy es Martes 16 de Abril de 2024 y son las 09:55 -

HISTORIAS DE VIDA

12 de julio de 2023

Arturo Vergara recordó al doctor Favaloro a quien conoció y compartió tramos de la profesión, y como sorpresa tuvo un cruce telefónico con Fernando Arruñada, hijo de Alfredo su amigo y colega

Un día 12 de julio del año 1923, nacía el facultativo tan querido y avanzado en medicina del corazón, impulsando intervenciones que hasta ese momento no se habían realizado en la Argentina

“Regresó en el año 71 al país, estuvo trabajando junto a su hermano Roberto (también médico) en La Pampa en la ciudad de Jacinto Arauz  para después viajar a Estados Unidos donde siguió creciendo como profesional y sumando experiencia”

ruma“En la Argentina el corazón no se tocaba, solo se practicaban cirugías vasculares periféricas, básicamente en la piernas y en el caso de algunos pacientes valvulares se los trasladaba a Brasil que era en el único país que se podían atender”, señaló.

“Cuando Favaloro volvió comenzó a trabajar en el Sanatorio Güemes, se levantaba a las 5 de la mañana, escribía libros y participaba de los congresos, era un médico increíble”

Arturo contó con nostalgia pero con mucho orgullo lo que supo de él y cómo luchó contra un sector que se oponía a los avances que impulsaba Favaloro. “Se presentaban diferentes casos a través de diapositivas con opinión a la cirugía y el doctor tuvo que imponerse ante esas situaciones”, indicó.

La sorpresa de la llamada de Fernando Arruñada

Alfredo Arruñada fue un reconocido médico que se radicó en Urdampilleta y su hijo hoy –también médico-compartió la entrevista con Arturo Vergara. “Lo tengo muy presente a Arturo porque con mi padre estaban siempre en contacto, compartían congresos, cursos y avances. Me acuerdo de una cupe Torino que tenía y desde esa época me gustaron para siempre. Eran épocas de motores grandes y se disfrutaban”, sostuvo.

La mamá de Fernando vive en Neuquén capital, donde atiende en el consultorio que atendía su padre (Alfredo Arruñada), se juntaban a cenar ambas familias y compartieron momentos muy lindos. La parte jugosa de la entrevista, porque hace muchos años que no se ven y supieron intercambiar recuerdos.

“Acompañaba a mi padre a los cursos y congresos antes de recibir, y después ya comencé a concurrir por mi especialidad”

Le contó que fue a Urdampilleta a desfilar con sus caballos y su hija y se convirtió en un viaje increíble. “Fue algo muy lindo que pude vivir y Hugo Sardón me apuraba porque me paraba a saludar a todo el mundo. Hacía 35 años que no iba a mi pueblo”, destacó en este tramo de la conexión vía Neuquén.

Ambos son médicos y están ligados por una fuerte amistad de su padre con Arturo y la familia, por lo que vale la pena que puedas escuchar el audio y compartir las emociones de este día que quedará marcado para siempre.-

COMPARTIR: